▷ Los siete saberes necesarios para la educación del futuro: Edgar Morin 🥇

▷ Los siete saberes necesarios para la educación del futuro: Edgar Morin 🥇

En un mundo cada vez más complejo e interconectado, la educación tradicional se enfrenta a un gran desafío: preparar a las nuevas generaciones para afrontar las incertidumbres del mañana. En este contexto, la propuesta de Edgar Morin sobre los siete saberes necesarios para la educación del futuro se convierte en una guía fundamental para repensar la enseñanza y el aprendizaje. 


Estos siete saberes no son recetas mágicas, sino orientaciones que nos invitan a navegar por la complejidad del conocimiento y desarrollar las habilidades necesarias para vivir en el siglo XXI.


Los siete saberes son:

  1. Las cegueras del conocimiento: el error y la ilusión
  2. Los principios de un conocimiento pertinente
  3. Enseñar la condición humana
  4. Enseñar la identidad terrenal
  5. Enfrentar las incertidumbres
  6. Enseñar la comprensión
  7. La ética del género humano

En este artículo, exploraremos cada uno de estos saberes y analizaremos su importancia para construir una educación del futuro más completa, humana y preparada para los desafíos del mañana.


La educación del futuro no puede basarse en la transmisión pasiva de conocimientos. Debe ser una educación que fomente el pensamiento crítico, la creatividad, la capacidad de adaptación y la responsabilidad social.


Los siete saberes de Morin nos ofrecen una ruta para construir esta nueva educación. Un camino que nos invita a transitar hacia una enseñanza más compleja, abierta y comprometida con el futuro de la humanidad.


Edgar Morin: Un pensador complejo para un mundo complejo

Edgar Morin (París, 8 de julio de 1921) es un filósofo y sociólogo francés, considerado uno de los pensadores más importantes del siglo XX y XXI. Su obra se caracteriza por su enfoque transdisciplinario y su crítica al pensamiento tradicional.


Morin es conocido por ser el padre del pensamiento complejo, una corriente de pensamiento que busca comprender la realidad en su totalidad, integrando las diferentes áreas del saber y reconociendo la complejidad e incertidumbre inherentes a la vida.

Algunas de sus obras más importantes son:

  • El Método (1977)
  • Introducción al pensamiento complejo (1990)
  • Los siete saberes necesarios para la educación del futuro (1999)
  • La tierra patria (1993)
  • Amor, poesía, sabiduría (1997)

Además, Morin ha recibido numerosos premios y reconocimientos a lo largo de su carrera, incluyendo el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en 2001.


A sus 101 años, Morin sigue siendo una voz activa en el debate intelectual y un referente para las nuevas generaciones de pensadores. Su obra nos invita a repensar la forma en que comprendemos el mundo y a construir un futuro más humano y sostenible.

Aquí hay algunos puntos clave sobre la vida y obra de Edgar Morin:

  • Nació en París en 1921 y estudió filosofía y sociología.
  • Se unió a la Resistencia francesa durante la Segunda Guerra Mundial.
  • Fue miembro del Partido Comunista Francés durante varios años, pero lo abandonó en 1952.
  • Es conocido por su enfoque transdisciplinario y su crítica al pensamiento tradicional.
  • Es el padre del pensamiento complejo.
  • Ha recibido numerosos premios y reconocimientos a lo largo de su carrera.
  • Sigue siendo una voz activa en el debate intelectual a sus 101 años.

7 saberes necesarios según Edgar Morin

En la obra "Los siete saberes necesarios para la educación del futuro", Edgar Morin nos ofrece una guía esencial para repensar la educación en un mundo cada vez más complejo y cambiante. Estos saberes trascienden las materias tradicionales y abordan aspectos fundamentales para el desarrollo humano integral.

Estos son los conceptos que abordan cada uno de estos saberes: 

  1. Las cegueras del conocimiento: el error y la ilusión
    • El primer saber nos invita a ser conscientes de las limitaciones del conocimiento humano. La ciencia y la razón son herramientas poderosas, pero no son infalibles. Es necesario reconocer el margen de error y la posibilidad de la ilusión en todo proceso de conocimiento.
  2. Los principios de un conocimiento pertinente
    • El segundo saber busca superar la fragmentación del conocimiento y promover un enfoque holístico que integre las diferentes áreas del saber. La educación debe brindar a los estudiantes herramientas para comprender la complejidad del mundo real y abordar los problemas desde una perspectiva interdisciplinaria.
  3. Enseñar la condición humana
    • El tercer saber se centra en la necesidad de comprender la naturaleza humana en su totalidad, incluyendo sus dimensiones biológicas, sociales y culturales. La educación debe fomentar la autoconciencia y el desarrollo de la identidad personal, así como la comprensión de la diversidad cultural y la responsabilidad social.
  4. Enseñar la identidad terrenal
    • El cuarto saber nos recuerda que somos parte de una comunidad planetaria y que debemos asumir la responsabilidad de cuidar nuestro planeta. La educación debe promover la conciencia ambiental y el desarrollo de valores sostenibles para proteger el medio ambiente y garantizar un futuro viable para las próximas generaciones.
  5. Enfrentar las incertidumbres
    • El quinto saber nos invita a aceptar la incertidumbre como una condición inherente al conocimiento y a la vida. La educación debe brindar herramientas para afrontar la incertidumbre, la complejidad y el cambio de manera crítica y reflexiva.
  6. Enseñar la comprensión
    • El sexto saber se centra en la importancia de la comunicación y el diálogo intercultural para construir un mundo más pacífico y tolerante. La educación debe promover la capacidad de escuchar, comprender y respetar las diferentes perspectivas y culturas.
  7. La ética del género humano
    • El séptimo saber nos recuerda la necesidad de una ética global que regule las relaciones entre los seres humanos y entre estos y el planeta. La educación debe fomentar valores como la solidaridad, la justicia, la responsabilidad y la compasión para construir un mundo más humano y equitativo.

Resulta crucial que la educación promueva el sentido de solidaridad y la responsabilidad global. Los estudiantes deben comprender que forman parte de una comunidad mundial y que tienen el poder y la responsabilidad de contribuir al bienestar de todos los seres humanos.


¿Qué significa enseñar la compresión desde el punto de vista del profesor Edgar Morin? 

Para Edgar Morin, enseñar la comprensión es un objetivo fundamental de la educación en el siglo XXI. La comprensión no se limita a la mera transmisión de información o al desarrollo de habilidades cognitivas, sino que implica un proceso más profundo que requiere:

  1. Desarrollar la empatía:
    • Ponerse en el lugar del otro y comprender sus perspectivas, emociones y experiencias.
    • Superar los prejuicios y las preconcepciones.
    • Reconocer la diversidad cultural y la riqueza de las diferentes formas de pensar.
  2. Aprender a dialogar:
    • Comunicarse de manera efectiva, respetando las diferentes opiniones y buscando puntos en común.
    • Escuchar activamente y comprender los argumentos del otro.
    • Fomentar el debate constructivo y la resolución pacífica de conflictos.
  3. Abordar la complejidad del mundo:
    • Entender que la realidad no es simple ni lineal, sino que está llena de interconexiones e incertidumbres.
    • Aprender a pensar críticamente y analizar la información de manera reflexiva.
    • Desarrollar habilidades para resolver problemas y tomar decisiones responsables.

Enseñar la comprensión no es una tarea fácil, pero es fundamental para construir un mundo más justo, pacífico y sostenible.


Para lograr este objetivo, Morin propone algunas estrategias: 

  • Promover el aprendizaje dialógico: Fomentar el debate y la interacción entre los estudiantes para que puedan construir conocimiento de manera colectiva.
  • Utilizar el aprendizaje experiencial: Brindar a los estudiantes oportunidades para aprender a través de la experiencia práctica y la resolución de problemas reales.
  • Enseñar a pensar críticamente: Desarrollar habilidades para analizar la información, identificar sesgos y evaluar argumentos.
  • Fomentar la empatía y la compasión: Ayudar a los estudiantes a comprender las emociones y experiencias de los demás.

Enseñar la comprensión es una responsabilidad compartida por todos los actores sociales: gobiernos, instituciones educativas, docentes, familias y comunidad en general. Solo a través del trabajo conjunto y la implementación de estas estrategias podremos construir una educación del futuro que prepare a las nuevas generaciones para afrontar los desafíos del mañana.


 Conclusiones:

Los siete saberes de Edgar Morin nos ofrecen una vía para construir una educación del futuro más completa, humana y preparada para los desafíos del mañana. Esta educación no puede basarse en la transmisión pasiva de conocimientos, sino que debe fomentar el pensamiento crítico, la creatividad, la capacidad de adaptación y la responsabilidad social.

La educación del futuro debe ser capaz de:

  • Superar las cegueras del conocimiento y promover un conocimiento pertinente que integre las diferentes áreas del saber.
  • Ayudar a los estudiantes a comprender la condición humana en su totalidad y desarrollar su identidad personal.
  • Fomentar la conciencia ambiental y el desarrollo de valores sostenibles para proteger el planeta.
  • Brindar herramientas para afrontar la incertidumbre y la complejidad del mundo actual.
  • Promover la comunicación y el diálogo intercultural para construir un mundo más pacífico y tolerante.
  • Fomentar una ética global que regule las relaciones entre los seres humanos y entre estos y el planeta.

La construcción de la educación del futuro es una tarea colectiva que requiere el compromiso de todos los actores sociales: gobiernos, instituciones educativas, docentes, familias y comunidad en general. Solo a través del trabajo conjunto y la implementación de los siete saberes de Morin podremos construir un futuro prometedor para las generaciones venideras.


Este camino hacia la complejidad no es fácil, pero es necesario. Es un camino que nos invita a repensar la educación y a construir un pensamiento más humano, justo y sostenible para todos.


Si quieres saber más sobre Edgar Morin, te recomiendo leer algunos de sus libros o ver alguna de sus entrevistas. Su obra es una fuente de inspiración para todos aquellos que buscan comprender mejor el mundo que nos rodea.

Aquí hay algunos recursos para aprender más sobre Edgar Morin:

Quizás tengas curiosidad por saber más sobre los 7 saberes necesarios de la educación del futuro; para ello, te dejo el material con las ideas de Morin que tienen como propósito ayudar a educadores y dirigentes a aclarar su propio pensamiento sobre este problema vital. 

Puedes acceder a esta obra dando clic aquí.


Recuerda que la educación es la herramienta más poderosa para transformar el mundo, y los 7 saberes de Morin nos ofrecen una valiosa referencia para navegar por la complejidad del conocimiento y construir un futuro mejor para las generaciones venideras. 


Ahora que conoces más sobre los siete saberes necesarios para la educación del futuro; te invito a adaptar estos conceptos a tu práctica docente.


¡Un abrazo! ðŸš€​ 

Publicar un comentario

0 Comentarios

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web.

Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Aceptar Leer más