▷ Maestros jubilados exigen justicia: No más pagos con UMA 🥇

▷ Maestros jubilados exigen justicia: No más pagos con UMA 🥇

Un clamor por dignidad recorre las calles de México. Maestros jubilados, con el rostro marcado por años de servicio a la educación, se levantan en protesta contra un sistema de pensiones que los condena a la pobreza: el pago en Unidades de Medida y Actualización (UMAs). 


En México, los maestros jubilados han sido pilares fundamentales en la educación de generaciones enteras. Sin embargo, a medida que avanzan hacia la jubilación, se encuentran enfrentando una batalla que trasciende las aulas: la lucha por una jubilación justa y digna. En los últimos años, uno de los puntos más críticos en este conflicto ha sido el sistema de pagos basado en la Unidad de Medida y Actualización (UMA), una medida que ha generado controversia y ha llevado a maestros jubilados de todo el país a levantar sus voces en demanda de un cambio.


Las UMAs, lejos de ser una medida justa, han significado una reducción constante en el valor de las pensiones. Los maestros, que dedicaron su vida a formar a niñas, niños y jóvenes, ahora se ven obligados a vivir con una miseria que no alcanza para cubrir sus necesidades básicas.


Esta situación no solo es una injusticia para los maestros jubilados, sino que también representa un peligro para el futuro de la educación mexicana. ¿Cómo podemos esperar que las nuevas generaciones tengan maestros motivados y comprometidos si aquellos que ya han dado su vida a la educación son tratados con tanta desidia?


La autoridad no puede seguir ignorando esta realidad. Es hora de que se tomen medidas para garantizar un retiro digno a los maestros que han dedicado su vida a la educación. No más pagos con UMA, no más miseria, no más injusticia.


Es momento de que los maestros jubilados reciban el reconocimiento y la retribución que se merecen por su contribución al país en la formación de niñas, niños y jóvenes.


Este artículo abordará en profundidad la problemática del pago de pensiones a maestros jubilados en UMAs. Se analizará el impacto negativo que esta medida ha tenido en su calidad de vida, así como las posibles soluciones para garantizar un retiro digno a estos servidores públicos. 


Además, se dará voz a los propios maestros jubilados, quienes compartirán sus historias y experiencias con el sistema de pensiones actual. Es importante que la sociedad mexicana conozca la realidad que viven estos hombres y mujeres que tanto han aportado al país.


La lucha de los maestros jubilados por una pensión digna es una lucha legítima por la justicia social. Para ello, es necesario un cambio en el sistema de pensiones y garantizar un retiro digno a quienes han dedicado su vida a la educación.


¿Qué es la UMA en las pensiones?

La Unidad de Medida y Actualización (UMA) es una medida económica utilizada en México desde 2016 como base para determinar diversas obligaciones y conceptos, incluyendo el cálculo de pensiones. La UMA fue introducida como un mecanismo de actualización que sustituyó al salario mínimo como referencia económica en ciertos aspectos legales y financieros.


La UMA se actualiza de manera periódica, generalmente cada año, de acuerdo con una fórmula determinada por la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (CONASAMI), que considera diversos factores económicos. A diferencia del salario mínimo, que se ajusta con base en criterios específicos y se establece por ley, la UMA es más flexible y puede aumentar o disminuir según las condiciones económicas.


En el caso de las pensiones, la UMA se utiliza como base para calcular el monto que reciben los jubilados. Esto significa que el monto de la pensión se determina multiplicando la cantidad de UMAs establecidas por la autoridad competente por el valor de la UMA vigente en ese momento. Sin embargo, una crítica común hacia este sistema es que la actualización de la UMA no siempre refleja adecuadamente el incremento en el costo de vida, lo que puede resultar en pensiones que no cubren de manera adecuada las necesidades de los jubilados.


Historias y experiencias de maestros jubilados con el sistema de pensiones actual

Las historias detrás de cada maestro jubilado son un reflejo de la profunda injusticia que viven. Don Miguel, con 35 años de servicio docente, ahora se ve obligado a trabajar como taxista para poder cubrir sus gastos. Doña Carmen, con una pensión de apenas 4 mil pesos mensuales, tiene que recurrir a la caridad para poder comprar sus medicamentos. Son solo dos ejemplos de una realidad que afecta a miles de maestros en todo el país.


Para los maestros jubilados, el sistema de pensión actual se traduce en una disminución progresiva de su poder adquisitivo. La gran mayoría se encuentran luchando para llegar a fin de mes, enfrentando dificultades para cubrir gastos básicos como alimentos, vivienda y atención médica. Después de décadas de dedicación al servicio público, se sienten abandonados por un sistema que debería proteger su bienestar en la jubilación.


El gobierno, hasta ahora, ha optado por la indiferencia. Se escudan en tecnicismos y argumentos económicos para justificar un sistema que claramente es injusto. Pero la realidad es que las UMAs no son más que una forma de ocultar la precarización de las pensiones y la falta de compromiso del Estado con sus servidores públicos.


Las reformas educativas en México no aterrizan por injusticia a los maestros jubilados debido a una serie de factores, como la falta de consulta y participación, el impacto negativo en las pensiones, la falta de apoyo y recursos, la desigualdad e inequidad, y la falta de evaluación y seguimiento.


Posibles soluciones para un retiro digno para los maestros jubilados

Mejorar las pensiones:

  • Aumentar el porcentaje de la pensión: Se podría aumentar el porcentaje del salario que se toma en cuenta para calcular la pensión, o bien, aumentar el número de años de servicio que se requieren para obtener la pensión completa.
  • Reincorporar las pensiones al salario mínimo: Esto aseguraría que el valor de las pensiones no se deteriore con el tiempo debido a la inflación.
  • Otorgar un bono anual a los jubilados: Este bono podría ser equivalente a un porcentaje del salario mínimo o a una cantidad fija.

Ampliar la cobertura de la seguridad social:

  • Incluir a todos los maestros en el sistema de seguridad social: Esto garantizaría que todos los maestros tengan acceso a atención médica y otros beneficios, incluso después de jubilarse.
  • Mejorar los beneficios de la seguridad social: Se podrían ampliar los beneficios para incluir cobertura dental, medicamentos, cuidado de la vista, y otros servicios.

Promover el ahorro para el retiro:

  • Ofrecer planes de pensiones privados: Se podrían ofrecer planes de pensiones privados con incentivos fiscales para que los maestros puedan ahorrar para su retiro.
  • Brindar educación financiera: Se podría brindar educación financiera a los maestros para que puedan tomar decisiones informadas sobre su futuro financiero.

Otras soluciones alternativas:

  • Crear programas de vivienda para maestros jubilados: Estos programas podrían ofrecer viviendas a precios accesibles o alquileres subsidiados.
  • Ofrecer descuentos en servicios básicos: Se podrían ofrecer descuentos en servicios básicos como transporte, electricidad, agua, y gas a los maestros jubilados.
  • Brindar apoyo social y psicológico: Se podría brindar apoyo social y psicológico a los maestros jubilados para ayudarlos a adaptarse a la nueva etapa de su vida.


Es importante destacar que no existe una solución única para garantizar un retiro digno para los maestros jubilados. Se requiere una combinación de diferentes medidas para abordar las necesidades específicas de este grupo de población.


Además de las soluciones mencionadas anteriormente, también es importante considerar lo siguiente: 

  • La participación activa de los maestros jubilados en la búsqueda de soluciones: Es importante que los maestros jubilados se organicen y participen en la búsqueda de soluciones a sus demandas.
  • El apoyo de la sociedad en general: Es necesario que la sociedad en general reconozca la importancia de la labor docente y apoye las medidas que se tomen para garantizar un retiro digno para los maestros jubilados.

Al trabajar juntos, podemos lograr que los maestros jubilados tengan un retiro digno y puedan disfrutar de una vida plena después de tantos años de servicio a la comunidad.


Conclusiones:

Los maestros jubilados de México se encuentran en una lucha por un retiro digno. Exigen que se ponga fin al uso de la Unidad de Medida y Actualización (UMA) para calcular sus pensiones, ya que consideran que este sistema es injusto y lesiona sus derechos.


La UMA es un indicador que se utiliza para actualizar valores económicos, pero no refleja el costo real de la vida. Esto significa que las pensiones de los maestros jubilados no están aumentando al mismo ritmo que la inflación, lo que les está provocando una pérdida de poder adquisitivo.


Los maestros jubilados exigen que sus pensiones se calculen en base al salario mínimo, lo que garantizaría que sus ingresos se mantengan al día con el costo de la vida. Además, piden que se les pague el retroactivo correspondiente a los años en que se les ha aplicado la UMA.


Esta lucha es íntegra e inexcusable. Los maestros jubilados han dedicado su vida a la educación de las nuevas generaciones, y merecen un retiro digno que les permita vivir con tranquilidad.


Es importante que la sociedad en general se informe sobre la situación y analice esta causa; con la finalidad de emitir su propio juicio.


Maestros jubilados su dedicación y entrega a la educación merecen un final feliz.


Ahora que conoces más sobre los maestros jubilados y sus pensiones en UMAs; te invito a reflexionar estos conceptos a tu práctica docente. 


¡Un abrazo! ðŸš€​

Publicar un comentario

0 Comentarios

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web.

Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Aceptar Leer más