▷ Mi CONFRONTACIÓN con la DOCENCIA 🥇

▷ Mi CONFRONTACIÓN con la DOCENCIA 🥇

Mi confrontación con la docencia.- Desde los primeros años de vida estuve en contacto con la educación y con ello con la experiencia docente, tengo la fortuna de tener un padre que es profesor de educación primaria que ha sido un ejemplo para mi vocación docente.


Descubrí muy temprano que los principales problemas que aquejan a los profesores son principalmente gremiales y de tipo laboral: Salariales, ascensos, incentivos, reconocimiento, entre otros…También desafíos por mejores condiciones para ejercer su práctica educativa: Infraestructura, servicios básicos (luz, agua, internet, drenaje, salud, etc.), equipamiento, entre otros.


Las marchas, plantones, mítines, protestas y consignas fueron un referente esencial en la convivencia profesional a lado de un maestro; de modo que fueron forjando mi visión sobre la docencia.


El sindicato de maestros y las autoridades educativas se encuentran regularmente en una pugna constante por imponer sus ideas; por lo que el aprendizaje y los estudiantes quedan relegados de estas confrontaciones, parece que cada grupo vela por sus propios intereses y generalmente esta conveniencia es ajena a la tan anhelada educación con calidad de niños y jóvenes.

 

En una ocasión llegó a mis manos el libro Fuentes, C. (1997). Por un progreso incluyente. México, Instituto de Estudios Educativos y Sindicales de América (IEESA). Fue uno de los primeros libros que leí sobre temas educativos y considero que sus páginas hablan de la realidad de la educación en gran parte de la América Latina; principalmente de la desigualdad que existe entre los ciudadanos ricos y pobres; la acumulación del dinero en pocas manos y el acceso a los recursos de vanguardia solo para los sectores más favorecidos.

 

▷ Niños en distintas condiciones 🥇

Aclara que existen dos países en uno, el de los agraciados y otro de los desvalidos; que los gobiernos tradicionalmente prefieren dirigir sus esfuerzos a mejorar a los primeros y dejar de lado a los otros sectores. Nos señala que no puede existir progreso en los países sin la inclusión de la fracción más vulnerable y que este ingreso se ha de dar a través de la educación y como principales promotores de esta, los profesores como agentes de cambio.

 

Estas apreciaciones despejan el significado de un pueblo educado y lo que simboliza el maestro en la búsqueda de la tan ansiada integración, igualdad y justicia social. Lo anterior, me hizo ver otro panorama sobre el origen del atraso de los pueblos latinos, que están más relacionados con el conformismo, la sumisión y la falta de prosperidad.

 

Comprendí que es el propio gobierno en confabulación con los empresarios y la gente más adinerada; los que tienen en condiciones miserables a las mayorías y trabajando en franca desventaja con respecto a la riqueza que tiene cada pueblo latinoamericano. Es por ello que la educación no puede ser ajena a estas apreciaciones; porque debe dar al ciudadano el poder de decidir el rumbo de los países; por medio de la colaboración, identidad, fraternidad, altruismo y trabajo duro, pero bien remunerado.

 

Por alguna extraña razón decidí estudiar otra carrera diferente a la docencia, quizá por no tener identificada alguna área de preferencia. Durante el desarrollo de la carrera me daba por examinar las intervenciones en clases de los maestros y consideraba que presentaban ciertas áreas de oportunidad que mejorar.

 

Al término de la carrera trabajé en labores administrativas y posteriormente tuve la oportunidad de ingresar a la Educación Media Superior de México como docente y es allí donde encuentro mi verdadera inclinación, porque me agradó desde el primer día y a partir de la primera clase.


El estar en contacto con la docencia ha sido una experiencia placentera, encontrarse con los alumnos en conexión directa, el dialogo con padres de familia o ciudadanos y el intercambio con otros colegas me ha servido para formar mi personalidad, aprender cosas que no sabía, retroalimentar competencias docentes y desempeñarme mejor en la sociedad.

 

Ser docente de educación media no es tarea fácil, se necesita tener un perfil muy completo y sobre todo una carga de compromiso docente para trascender; lo anterior porque es una labor medular en el desarrollo de jóvenes que representan el presente y futuro próximo del país.

 

En mi opinión, uno de los problemas que he detectado es que la mayoría de los docentes de nivel medio superior, no cuentan con un perfil mínimo pedagógico y la gran base de profesores aprende a dar clases, por ensayo y error. Las escuelas necesitan de maestros con empeño y compromiso con su desarrollo, pero desafortunadamente un porcentaje reducido son los preparados y otros menos lo que buscan capacitación continua. Hoy ante la globalización se requiere de actualización constante y cambiar por completo los paradigmas que afectan a la educación; a fin de aspirar a un verdadero cambio de fondo en la nación.

 

Mi carrera docente inicia en el 2009, en un contexto difícil de la SELVA de Chiapas en México donde la lengua materna es el TZELTAL y que en lo personal ha sido una gran experiencia de vida; no contábamos con recursos suficientes y fue allí donde conocí la verdadera escasez; por lo que decidí prepararme por la convicción de ayudar desde la educación hasta donde se pudiera. Estando en este lugar en 2012 me especialice en COMPETENCIAS DOCENTES por la Universidad Pedagógica Nacional y en el tiempo libre en la escuela, lo invertí en leer todo lo que podía sobre temas de educación; más adelante allí mismo, presenté la evaluación del desempeño docente en el 2015, la cual aprobé y eso me dio la oportunidad de presentar otra evaluación para ser EVALUADOR DE MAESTROS mismo que también pasé; por lo que me hice acreedor a la CERTIFICACIÓN como docente; en el año 2017 me volví a RECERTIFICAR como evaluador de maestros y actualmente continua todavía vigente.

 

▷ EXPERIENCIA Docente en la SELVA de CHIAPAS 🥇

Todavía recuerdo la primera clase, la ansiedad de iniciar y demostrar a los estudiantes que todo está bajo control. El cansancio, tristeza y reflexión aparecen como medio para liberar ese estrés que produce el deber semicompleto. Al dar una clase me preocupaba demasiado porque me viera bien, que los alumnos detectaran mi dominio y conocimiento de las materias.

 

Planeaba una clase por horas, preparaba material didáctico en láminas para que los alumnos no se esforzaran demás en resumir el tema, era una tarea muy pesada, si le agregamos que las materias que impartía eran diversas. Al llegar el día de trabajo, el de exponer todos los saberes me encuentro un escenario que no esperaba, todo lo que había dispuesto me había servido para tener al grupo bajo control, pero notaba aburrimiento al mismo tiempo en los alumnos.

 

Con el paso del tiempo, con las actualizaciones pedagógicas y de manera autodidacta, me pude dar cuenta que todo lo que hacía, quizá cumplía con ciertos parámetros o indicadores, pero no era lo más adecuado, ya que la carga de trabajo y esfuerzo hasta el cansancio era para mí, el educador. Esto cambió de percepción cuando empecé a ser un verdadero mediador entre el alumno y su aprendizaje; por lo que la responsabilidad fue compartida con mis alumnos, les expliqué que necesitaban hacerse cargo de su propio aprendizaje y que debían investigar, elaborar e integrar saberes, a fin de resolver problemáticas cotidianas y realizar buenos productos. Con esto gané la libertad para dedicar más tiempo a la elaboración de situaciones didácticas auténticas que acompañaran al proceso de aprendizaje emprendido por los mismos educandos, a evaluar formativamente y retroalimentar a los estudiantes con impacto en la mejora de su formación esperada y pasé de ser un protagonista de la enseñanza, a un guía de su trayecto formativo (materiales y recursos) para el logro de los objetivos de aprendizaje y asumí el rol de facilitador en la construcción de competencias de los estudiantes.  

 

Hoy, tras años recorridos en la docencia y de estar frente a grupo, finalmente me siento más tranquilo y puedo disfrutar del desarrollo de una clase, con la plena confianza de que los jóvenes se llevarán algo novedoso de regreso a sus casas, la presión se ha convertido en placer, el preparar un reto didáctico para el día siguiente es más corto y con mejores expectativas de logro y aprovechamiento.

 

Considero que cada grupo es distinto, pero he aprendido a lo largo del tiempo a diseñar actividades que nos lleven a un mismo producto, pero con distinto modo de intervenir. Hablo del manejo de una clase, a los que tienen deseos por aprender ofrecerles más para impulsarlos y a los que no muestran entusiasmo, despertarles esa ambición por aprender.

 

Estoy convencido que ser docente implica compromiso con la preparación incesante, a fin de obtener buenos y mejores resultados de aprendizaje; además de hacer más placentera la estancia en el centro educativo. La tecnología avanza a pasos agigantados y con ello los docentes no pueden quedar al margen de las transformaciones, como lo son el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en la enseñanza; existen múltiples especialistas que afirman que en el futuro no muy lejano la educación dependerá de ellas.

 

Las TIC en la formación han venido a revolucionar las formas de proponer a las estudiantes alternativas de uso de los recursos tecnológicos como el uso del internet y el universo de información que podemos encontrar de manera rápida y sencilla; mediante el uso de dispositivos móviles y ordenadores. Actualmente los alumnos se encuentran familiarizados con el manejo de estas tecnologías; por lo tanto, la escuela debe cambiar y no solo ofrecer las mismas estrategias tradicionales que se repiten cada semestre, sino por el contrario, tratar que paulatinamente se incorpore la tecnología con la ayuda de los entornos virtuales como alternativas de aprendizaje en línea y de forma asíncrona; de manera que se haga uso de los medios tecnológicos de vanguardia.

 

La docencia es mi pasión y como los estudiosos afirman: los maestros deben aprender a ser más compasivos y brindar la confianza necesaria a los estudiantes; para que estos den lo mejor de sí en busca de su adecuado aprendizaje.

 

Tenemos la fortuna de contar con una profesión que requiere de esfuerzo y empeño, pero al mismo tiempo, nos ofrece la oportunidad de mantener nuestros conocimientos actualizados y también de conocer los recursos más innovadores mejorando por consiguiente el intelecto. Es por ello que, en lo personal, trato de mantenerme actualizado para poder afrontar los retos del presente y futuro educativo, siempre con la finalidad de contribuir al progreso de la educación del país.

 

Con la contingencia sanitaria por el COVID-19 que ahora vivimos; destapó una serie de problemáticas institucionales y también educativas en todo el mundo; desde mi punto de vista considero que la mayoría de los gobiernos latinoamericanos no cuenta con el 100% de cobertura de internet en su territorio y tampoco ha sido posible tener una infraestructura digna para ejercer la intervención educativa con un buen ambiente de aprendizaje; al mismo tiempo que aún sigue costando a la autoridad garantizar la igualdad con justicia social para los sectores más vulnerables; por lo que la estabilidad general y sanitaria sigue siendo una incertidumbre.

 

Por otra parte, la mayoría de maestros ejercen su labor educativa descontentos por sentir vulnerables sus derechos y por las condiciones contextuales en que trabajan; por lo que su mediación educativa lo realizan por ocupación laboral, por cumplir con la normativa oficial y no por el bienestar común de la sociedad.

 

La religión ha suplido al gobierno y por tanto a la educación en los sectores más apartados; de no ser por esta, la situación de hartazgo de algunos poblados se tornaría más violenta; es decir, ha servido para equilibrar el comportamiento de las personas en función de un ser supremo, obviamente eso no es lo mejor; ya que tiende a convertirse fácilmente en fanatismo. Se puede afirmar que la religión ha cumplido su función en estos lugares y ha servido para garantizar la dignidad de las personas; supliendo y rebasando por completo a la educación oficial.  

▷ JÓVENES DE COMUNIDADES MARGINADAS EMIGRAN_EU 🥇

Los jóvenes de las comunidades marginadas encuentran una salida a tanta adversidad emigrando a los Estados Unidos; algunos logran pasar sin problemas y otros quedan en el sueño de mejores condiciones de vida. ¿Acaso lo que hacen allá no se puede hacer acá? O hemos caído todos en la normalidad y el conformismo de aceptar que se tienen que ir, a fin de que manden remesas y luego agradecerles.  


La situación educativa que prevalece ahora en el planeta es complicada y requiere de un manejo gubernamental sensible, que reconozca las problemáticas sociales que afectan a la colectividad en su conjunto y que estas no pueden atenderse de forma superficial o por conveniencia; se necesita de acuerdos que afiancen la inclusión de todos en las decisiones más trascendentales; que se busque garantizar la igualdad de circunstancias en la zona rural y urbana; de lo contrario los desafíos no terminarán


Ahora que conoces más sobre mi confrontación con la docencia; te invito a reflexionar sobre tu propio enfoque docente.


¡Saludos y éxito! ðŸš€

Publicar un comentario

0 Comentarios