▷ EVALUACIÓN SUMATIVA: Qué es, Efectos, Ejemplo y Características 🥇

▷ EVALUACIÓN SUMATIVA: Qué es, Efectos, Ejemplo y Características 🥇

Acceso rápido a capítulos:

¿Qué es la evaluación sumativa?
Evaluación formativa y sumativa
Evaluación sumativa ejemplo
Evaluaciones sumativas y las calificaciones
Evaluación sumativa características



¿Qué es la evaluación sumativa?

La evaluación sumativa es la valoración que lleva a cabo el docente al finalizar un proceso formativo; en la cual el estudiante a través de evidencias de trabajo, confirma en qué nivel ha logrado los aprendizajes esperados del programa normativo; de esta manera, el profesor cuenta con los elementos necesarios para asignar una calificación justa y apegada a la realidad.   


Las calificaciones determinan el estado cumbre de la evaluación y al mismo tiempo, son causa de frustración e incertidumbre de alumnos y docentes; ya que los criterios para evaluar se han basado históricamente en el comportamiento, obediencia, asistencia y esfuerzo aparente del alumno a las indicaciones, desafíos o tareas propuestas por el educador; dejando de lado el proceso de perfeccionamiento de competencias que se movilizan en cada contenido, mediante las actividades de estudio.


Las evaluaciones en el aula han servido para establecer medidas de control en los estudiantes; es decir, se evalúa con base en la amenaza, castigo y el planteamiento de ejercicios dificultosos e irrelevantes; o en contraparte, es usado como premio por el grado de acatamiento y sumisión del alumno, respecto a la intervención docente. 


El sistema anterior ha originado que los estudiantes desvíen su interés por aprender; y, en consecuencia, centren su atención en agradar al profesor, con el fin de obtener buenas notas.


Los alumnos que perciben las situaciones didácticas como inalcanzables o excesivamente demandantes, bajan su rendimiento académico; o bien, les genera alteraciones en su conducta por causas de tipo emocional como obsesión, desánimo, estrés, impotencia, insomnio, somnolencia y en casos extremos pensamientos suicidas por no sentirse capacitado, para cumplir las expectativas de evaluación.

Existe una idea estandarizada de que la evaluación sumativa es la suma de un conjunto de puntajes que se recaban a lo largo de un periodo de formación, donde el total de estos valores constituyen la calificación final y se da por hecho el desempeño y la calidad de los aprendizajes adquiridos por el alumno.


Este es un concepto reducido de la evaluación; ya que los objetivos de aprendizaje, carecen de sentido formativo y son imprecisos; debido a que la retroalimentación necesaria para afianzar los conocimientos, habilidades, capacidades, actitudes y valores; son relegados por las presiones institucionales de reportar calificaciones u otros factores académicos y administrativos que no ayudan al avance educativo.


Evaluación formativa y sumativa

La evaluación formativa representa el conjunto de actividades que los alumnos llevan a cabo durante el proceso de desarrollo de contenidos; dichas tareas son planteadas con distintos niveles de complejidad en el transcurso de un periodo de estudio; considerando los contenidos, diálogos y progresiones expresados en los programas normativos; mientras tanto, la evaluación sumativa simboliza el nivel de dominio final de los aprendizajes abordados que determinan la promoción o certificación del estudiante a otra fase escolar.


La evaluación sumativa puede ser una actividad cúspide, donde los estudiantes dan muestra de sus conocimientos, habilidades, capacidades, actitudes y valores que se concretan en los niveles de aprendizaje alcanzados durante una fase de enseñanza. Además, significa la continuidad de la evaluación formativa que se evidencia en las competencias y muestras de desempeño conseguidos, en contraste con los objetivos de aprendizaje plasmados en los programas de estudio.

La evaluación formativa y sumativa deben vincularse una con la otra en beneficio del proceso de aprendizaje y, teniendo presente que, lo más importante es que los niños y jóvenes adquieran las competencias suficientes, para desenvolverse con éxito a lo largo de la vida y que estas acciones, trasciendan e impacten a la comunidad donde residen.


Evaluación sumativa ejemplo

Una metáfora para ejemplificar la diferencia entre los dos tipos de evaluación:

Si con el móvil hiciéramos varias tomas de un paisaje en diferentes momentos y, más adelante en casa reflexionáramos sobre cuál ha sido la mejor foto y por qué (metacognición); posteriormente un fotógrafo especializado observa nuestras producciones y nos brinda retroalimentación sobre lo realizado por medio de sugerencias, consejos, aciertos o áreas de mejora, a fin de realizar mejores tomas en futuros procedimientos; esto representaría una evaluación formativa. Más adelante, nos inscribimos en un concurso donde participaremos con otras personas que comparten nuestra afición y las bases son que se hará una sola toma a un paisaje similar a donde entrenamos y ganará el que mejor se adapte a los criterios o bases del evento fotográfico; asimismo, este será valorado por jueces especializados por medio de una rúbrica; dado que hemos practicado lo suficiente, seguramente tendremos la posibilidad de ganar la competencia; o en su defecto, obtener un puntaje alto, esto simbolizaría una evaluación sumativa.

Los padres de familia en la educación primaria valoran más que el docente proporcione información sobre los logros y áreas de oportunidad de su hijo; que las calificaciones que alcanzó en las distintas materias; en la secundaria y bachillerato se le da menos importancia al proceso formativo.


Generalmente son alumnos, padres de familia y autoridades escolares las que se preocupan más por las calificaciones que por los logros de aprendizaje; por esta razón, los docentes se obsesionan más por reportar calificaciones de manera superflua; descuidando el progreso de competencias en los estudiantes.


Evaluaciones sumativas y las calificaciones

Las evaluaciones sumativas y las calificaciones deben mantener coherencia con los logros de aprendizaje obtenidos; ya que, de lo contrario, puede ocasionar efectos negativos en los estudiantes. También, es oportuno que las tareas evaluativas no sean repetitivas y, además, es conveniente que estas actividades o proyectos que se emprendan no se hayan realizado con anterioridad en la evaluación formativa; por las razones antes mencionadas, los ejercicios tienen la obligación de establecer un desafío auténtico en donde el alumno ponga de manifiesto lo aprendido y se exija a movilizar sus saberes, a fin de resolver situaciones problémicas de forma asertiva.



Los estudiantes desarrollan más capacidades para aprender cuando el maestro valora su trabajo, ofrece la oportunidad de equivocarse y les brinda el acompañamiento para mejorar su desempeño; por otro lado, disminuye la motivación cuando solamente se les pide la respuesta correcta en una o varias pruebas.


Cuando la evaluación sumativa se realiza con una situación práctica, dónde el alumno da muestra de su desempeño; es recomendable evaluar mediante rúbricas de evaluación; en virtud de que es el instrumento de evaluación más completo y ofrece información precisa al estudiante y al profesor para recibir y dar retroalimentación respectivamente, brindándole la posibilidad al estudiante de reconocer sus aciertos y áreas de oportunidad y, al maestro de proporcionar rutas de mejora específica para cada alumno. Todo depende del objetivo de aprendizaje y los recursos disponibles; en algunas ocasiones es suficiente con saber o tener claro los conceptos vistos en clase y pueden ser útiles las pruebas o exámenes de conocimientos.



Una buena valoración sumativa es la que tiene una secuencia con la evaluación formativa; es decir, se complementan una con la otra y se alinean con los objetivos o aprendizajes esperados; con la finalidad de probar el nuevo dominio de los contenidos por parte de los estudiantes y esta, se da después de la intervención docente.


Siempre será importante que los maestros manejen los contenidos y tengan conocimientos complementarios de las materias que imparten, en paralelo con los saberes pedagógicos; para desarrollar un buen proceso de evaluación.


Evaluación sumativa características

  • Se lleva a cabo en el momento final de valoración; justo después del período formativo; es decir, posterior a las actividades de enseñanza - aprendizaje consideradas en las progresiones reglamentarias.
  • Contiene las apreciaciones de desempeño del estudiante; estas pueden ser cualitativa, cuantitativa o ambas.
  • Tiene fines de permanencia, promoción y certificación educativa.
  • Incluye indicadores de estimación académica que se evidencian a través de instrumentos de evaluación de desempeño.
  • Engloba parámetros normativos que sirven para confrontar las actuaciones de los estudiantes y profesores.
  • Se considera una heteroevaluación porque es el profesor quien designa un nivel de progresión cognitiva, procedimental y actitudinal.
  • Es un balance integrador que se compone y complementa con dictámenes de dominio de saberes: heteroevaluación (profesor), autoevaluación (alumno) y coevaluación (otros pares).


Te invito a ver el VIDEO del artículo en el siguiente link:
👇


Ahora que conoces más sobre la evaluación sumativa; te invito a adaptar estos conceptos a tu práctica docente.


¡Saludos y éxito! 🚀

Publicar un comentario

0 Comentarios

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web.
Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Aceptar Leer más