▷ TRABAJO COLABORATIVO ENTRE DOCENTES: COMPLICADO, PORQUÉ... 🥇

TRABAJO COLABORATIVO ENTRE DOCENTES

El trabajo colaborativo entre docentes es tratar asuntos relacionados con problemáticas presentes en la escuela de tipo pedagógico, aprovechamiento académico, emocional, necesidad educativa especial, infraestructura, equipamiento, formación profesional, análisis de los planes y programas de estudio, participación de la comunidad y desempeño de la autoridad escolar; con la finalidad de buscar ideas y soluciones conjuntas que integren el sentir de la comunidad educativa y fortalezcan al plantel con mejores resultados en las acciones que se decidan emprender.


La mayoría de las propuestas educativas gubernamentales a lo largo de la historia han buscado que los profesores trabajen de forma armoniosa y compartan sus proyectos educativos con otros maestros; sin embargo, esto no ha sucedido debido a situaciones especiales relacionadas con la cultura general e igualdad laboral y de condiciones; así como otros correspondientes a la política educativa.


En las reuniones colegiadas de Consejo Técnico Escolar o Academias que se llevan a cabo en las instituciones educativas de manera periódica; existen temas o directrices optativas facilitadas por los ministerios de educación, para ser debatidos por los docentes y autoridad escolar; no obstante, dichas reuniones se usan para discutir asuntos ambiguos como: festividades, recaudación de fondos, problemáticas sociales, tareas administrativas, gremiales, apoyos gubernamentales, actividades deportivas y culturales que desvían la atención de lo primordial que es la mejora del proceso de enseñanza, aprendizaje y rendimiento académico.


En ocasiones las juntas del personal escolar se desenvuelven entre el exceso de egocentrismo de las autoridades educativas, escolares, administrativas y docentes; aunado a la falta de información y claridad del rumbo de la educación según sea el régimen en turno.


Por otro lado, las diferencias persistentes entre maestros son principalmente por cuestiones de índole salarial y de ubicación del centro educativo; de manera que ha sido la piedra angular que impide la convivencia sana y pacífica en los centros escolares.


Aunque hoy la información global en materia educativa nos señala que ningún campo formativo es más importante que otro; la discrepancia en las cargas horarias que se mantiene en la norma educativa para cada maestro causa descontento entre estos; por lo que el ambiente escolar positivo se ve mermado. 


Las autoridades educativas a pesar de todos los cambios en el mundo en materia de derechos laborales y humanos; aún conservan la tendencia de pagarle menos a los maestros que trabajan lejos y en contextos difíciles; y, en contraparte, recompensar a los profesores que laboran en las grandes ciudades y cerca de sus lugares de origen; este factor promueve que los educadores que atienden a la población vulnerable realicen su labor educativa con descontento y desaliento. 


Otro aspecto trascendental que no permite la colaboración del personal educativo se atribuye a las diferencias sindicales; existen secciones o agrupaciones de maestros con diversas expresiones al interior; y, por ende, tienen distintas formas de pensar y de entender las problemáticas educativas; además, le añadimos que regularmente los profesores son apasionados y simpatizan con sectores conservadores; o bien, liberales dentro del gremio; y, cuando estos se encuentran en un centro escolar, resulta complicada la interacción entre ellos.


Estas y otras circunstancias impactan negativamente la comunicación efectiva entre el colectivo educativo; para revertir esta condición, es necesario una revisión profunda de estos aspectos que no se notan y en apariencia no son trascendentales; sin embargo, a diario alimentan la insatisfacción profesional del magisterio.  


La colaboración entre maestros se ha buscado de modo orgánico por parte de las autoridades educativas; es decir, que se presente de manera natural, sin difusión y para que alguien actúe de una determinada forma y adquiera una nueva conducta; se necesita un plan que guie la puesta en marcha hacía el cambio de comportamiento; y esta tendrá que incluir componentes de igualdad salarial, ascensos y de acceso a la información. 
   

Componentes fundamentales del trabajo colaborativo entre docentes en la enseñanza:

  • Fijar con claridad un propósito colectivo que promueva la mejora de la intervención educativa.
  • Comprometerse con la participación individual y de grupo para el logro de los contenidos de estudio.
  • Distribuir las contribuciones de manera dinámica y con responsabilidad compartida entre todos los miembros.
  • Procurar interacciones equilibradas y de apoyo mutuo en colegiado.
  • Privilegiar el diálogo abierto y respetuoso durante el debate de las ideas.
  • Programar reuniones periódicas durante el ciclo escolar o semestre.

El consenso de todos los integrantes del colegiado escolar y el trabajo tolerante e incluyente en el grupo académico; favorece el entorno accesible y de mejora de los procesos de enseñanza y aprendizaje; por lo cual, se potencia el desarrollo o perfeccionamiento de competencias de estudiantes y profesores.


Los conceptos de interdisciplinariedad y transversalidad que se abordan como parte del nuevo currículo educativo, exigen la unión de por lo menos tres campos formativos y, en consecuencia, estimula la colaboración de los profesores; a fin de integrar proyectos que simplifiquen los contenidos normativos.


Guías de trabajo colaborativo entre docentes en las reuniones colegiadas de la escuela:

  1. Grupos de maestros para la mejora del desempeño docente: La integración de los profesores a comunidades de estudio presencial o vía online; para el intercambio de recursos y experiencias de enseñanza.
  2. Trabajo por proyectos de clase: Conformación de grupos de trabajo en reuniones escolares para la integración conjunta de planes de estudio colaborativo.
  3. Análisis de videos educativos: Fomentar la observación de videos de profesores trabajando en el aula y solicitar las observaciones de clase.
  4. Indagar sobre buenas prácticas docentes: Suscitar la investigación externa de recursos en formato de audio, video o texto, que ayuden a perfeccionar la mediación docente.     

En los deportes de conjunto observamos el intercambio de opiniones entre los integrantes del equipo y su entrenador; con la finalidad de apoyarse y establecer estrategias en todos los sectores del terreno de juego; para de este modo, ganar los partidos; algo similar falta instaurarse en la educación. 


Garantizar la calidad de vida laboral de la docencia, asegurar la transparencia en la asignación de recursos y afianzar los procesos de asignación de plazas; asegurando que estén los profesores más capacitados y con vocación de servicio; ayudaría a organizar una educación que respondan a los intereses de colaboración de la plantilla educativa. 


El trabajo colaborativo entre docentes y autoridad escolar es un desafío ambicioso y solo se establecerá un intercambio de puntos de vista armonioso, con el cambio en los paradigmas tradicionales de comportamiento, cooperación, conocimiento pedagógico y equidad laboral.


Te invito a ver el VIDEO del artículo en el siguiente link:
👇


Ahora que conoces más sobre el trabajo colaborativo entre docentes; te invito a adaptar estos conceptos a tu práctica docente.


¡Un abrazo! ðŸš€

Publicar un comentario

0 Comentarios