▷ HABILIDADES SOCIOEMOCIONALES en el Ámbito Escolar 🥇

▷ HABILIDADES SOCIOEMOCIONALES en el Ámbito Escolar 🥇


Acceso rápido a capítulos:

¿Qué son las Habilidades socioemocionales?
¿Qué son habilidades sociales?
6 habilidades socioemocionales
habilidades socioemocionales en el aula
Habilidades socioemocionales ejemplos
Habilidades socioemocionales y proyecto de vida





¿Qué son las habilidades socioemocionales? 

Las habilidades socioemocionales son las cualidades intuitivas que posee un individuo para reconocer y controlar sus impulsos naturales, a través de la reflexión espontánea que surge durante y después de un suceso inesperado; para de este modo, influir en el entendimiento en la relación con los demás. 


Emociones como la empatía, creatividad, entusiasmo, compasión, perseverancia, altruismo y resiliencia; coadyuvan al fortalecimiento del carácter y el éxito individual. Todas estas capacidades son indispensables para la estabilidad personal, familiar, social, política, profesional, laboral y educativa; ya que las consecuencias de no saber moderar el ímpetu pueden ser graves y ocasionar problemas serios que pongan en riesgo la vida misma.


El ambiente escolar impacta en las emociones de estudiantes y profesores; por lo tanto, incide en su rendimiento escolar, en su forma de pensar, en el estímulo creativo; y, por consiguiente, en su salud física y mental. 


Diversos especialistas señalan que los estudiantes requieren un complemento a la educación que se recibe en la escuela y esa añadidura son las habilidades socioemocionales; dado que ambas competencias son necesarias para realizarse como persona y triunfar en la vida. 


Frente a la contingencia sanitaria por el SARS-CoV-2 y sus variantes fueron indispensables las habilidades socioemocionales; a fin de soportar el encierro prolongado, distanciamiento social, pánico, trastornos de ansiedad y estrés causados por los cambios forzados en los hábitos; por lo que, estas aptitudes sirvieron para calmar la incertidumbre que surge ante lo desconocido.


El papel de los profesores en el fomento de habilidades socioemocionales y la anhelada búsqueda de la formación integral de niños y jóvenes ha sido un reto importante; hoy se contempla como un medio eficaz, para contrarrestar las situaciones adversas originadas por el contexto escolar; aun cuando se realizan esfuerzos desde los gobiernos por intervenir a través de políticas públicas, apoyos sociales, talleres de gestión socioemocional y mejora del entorno escolar; todavía sigue siendo insuficiente y su implementación delimitada a programas ambiciosos y simulados dirigidos a desarrollar prácticas superficiales que no han cumplido las expectativas de mejora. 


Es indispensable prevenir los comportamientos antisociales a partir de la educación formal; para ello, es necesario profesores capacitados, comprometidos, concientizados y con vocación de servicio; ya que la labor educativa es medular en la formación integral del ciudadano; de esta manera, se podría aún revertir los enormes flagelos sociales que nos aquejan en la actualidad. 


¿Qué son habilidades sociales?

Las habilidades sociales son rasgos de personalidad que se adquieren a través de la cultura, entorno familiar y comunitario (creencias, idioma, patrones de conducta, formas de entender el mundo, moral, ética, etc.); estos permiten interactuar con los otros de manera armónica; respetando sus puntos de vista, apreciaciones, emociones y aspiraciones en un marco de entendimiento y apoyo mutuo.


Estas capacidades de convivencia se activan en las relaciones sociales y se manifiestan en las competencias que presenta un sujeto, para conducirse de forma congruente, asertiva y racional durante una situación de interacción de la vida real.


Las habilidades sociales pueden ser moldeadas a pesar del componente innato de cada individuo; con la ayuda de la introspección y ejercitando la intuición emocional, consciente y pacífica ante estímulos desfavorables producto de la vida en sociedad. Por medio de la educación se puede intervenir en regular el comportamiento de los estudiantes; a través de estrategias de motivación, representaciones, análisis de casos, videos de reflexiones y experiencias vivenciales del propio docente.  


Las habilidades sociales en niños son patrones de conducta fundamentales que se adquieren gracias a la convivencia con otros adultos o la experiencia social: Autocontrol, adaptabilidad, comunicación, modismos, escucha activa, respeto hacia los demás, diálogo, formas de relacionarse, costumbres, cultura, etc.


La inteligencia social es la encargada de regular las relaciones interpersonales; con la intención de tomar decisiones acordes a la realidad, pensando en el bienestar individual y el de los otros.


▷ Habilidades sociales a regular en niños y niñas 🥇


Las competencias sociales en los niños pueden ser modificados o perfeccionados; ya que múltiples investigaciones avalan que intervenir en la regulación del comportamiento a temprana edad es más sencillo y eficaz, que realizarlos en otras etapas de la vida; por lo que esta condición trae beneficios familiares, institucionales y sociales.


Las habilidades emocionales son aquellas que permiten al sujeto conocer y moderar sus reacciones fisiológicas que se producen en el cuerpo, producto de una situación adversa o extrema; que el cerebro la interpreta como alarma y, en consecuencia, afecta su equilibrio emocional y orgánico.


Las competencias emocionales en los niños se manifiestan en el potencial y facilidad que tienen de comunicarse con otras personas sin complejos y en completa libertad; por lo que esta condición les permite adaptarse en contextos diversos. Esta predisposición de personalidad abierta e independiente del infante, le trae beneficios a su salud mental y física; por lo cual contribuye al bienestar familiar y comunitario.


La inteligencia emocional es una subdivisión de la inteligencia social; ya que implica la predisposición para entender los sentimientos particulares y las de los otros; a fin de identificarlos y orientarlos a la respuesta razonada de las acciones sociales.


6 habilidades socioemocionales

Ante la crisis económica, política, sanitaria, humanitaria y colectiva que sufren la mayoría de los países del mundo; existe un malestar generalizado en los individuos que causa estímulos negativos al momento de enfrentar una problemática de la vida cotidiana; lo cual ocasiona un estado de impulsividad descontrolada permanente (IDP), que construye una versión tergiversada de la realidad que lo mantiene con tendencias hacia el negativismo y la violencia desmedida.


Las emociones negativas repercuten en las capacidades fundamentales para el estudio exitoso:

  • Atención
  • Memoria
  • Aprendizaje
  • Decisión
  • Entendimiento
  • Relación comunitaria
  • Salud física y mental
  • Creatividad
  • Rendimiento
  • Cumplimiento
  • Entre otros...


Existen 6 habilidades socioemocionales que ayudan a cambiar los estados de secuestro emocional que experimentan algunas personas ante un contratiempo; ya que en la vida real se observan conductas de riesgo en el ciudadano que lo pueden llevar a cometer actos inconscientes e imprudenciales de los cuales puede llegar arrepentirse pasado un breve lapso de tiempo. 


Distintos estudios y programas ministeriales de educación refieren que las habilidades socioemocionales a desarrollar en el estudiante son seis:


▷ 6 HABILIDADES SOCIOEMOCIONALES PARA EL BIENESTAR FÍSICO Y MENTAL DEL ALUMNO 🥇


  1. Autoconocimiento. Es identificar por cuenta propia las emociones perturbadoras y sus efectos físicos y mentales; con la finalidad de reconocerlos y modificarlos.
  2. Autorregulación. Es controlar los impulsos, calmar el ímpetu espontáneo y manejar el estrés ocasionado por la interpretación de las acciones de los demás. 
  3. Conciencia social. Es ser sensible y entender los problemas que afrontan los demás; respetando la convivencia sana y pacífica que establecen las normas comunitarias.
  4. Colaboración. Es realizar acciones en grupo para dar solución a problemáticas específicas, aportando ideas sin interés o beneficio personal.
  5. Toma responsable de decisiones. Es la capacidad de elección asertiva y consciente; reflexionando sobre las consecuencias y obligaciones de nuestros actos.
  6. Perseverancia. Mantener el carácter firme hasta conseguir los objetivos planteados con pasión, firmeza y constancia.

Los estudios científicos indican que una emoción se presenta en los primeros 90 segundos durante una situación complicada de la vida real; si una persona decide contestar a esa dificultad durante ese periodo de tiempo, es muy probable que el problema tenga resultados negativos. En cambio, si la persona determina serenar el impulso repentino mientras sucede la situación desafiante, una vez pasado el minuto y medio; es posible que la problemática tenga una solución favorable y con racionalidad.


Esta información acerca de las habilidades socioemocionales ha llegado a los profesores de manera optativa; es decir, no se le ha dado la importancia que requiere; debido al encasillamiento y desconocimiento de la propia autoridad educativa en continuar con las mismas prácticas académicas de siempre y olvidando que la educación es el medio más eficaz para llegar a la población más joven. 


La innovación en la educación debe ser una prioridad gubernamental; se requiere de una revisión y actualización de los planes y programas de estudio; en la que se incluya la armonía emocional del estudiante como una materia básica y de este modo, fomentar las habilidades de convivencia social afectuosa, armoniosa y de cultura de paz en el estudiante. 


Habilidades socioemocionales en el aula

Las habilidades socioemocionales en el aula es el abanico de emociones empáticas que presentan los estudiantes y profesores durante una clase que los predispone hacia el entorno positivo de aprendizaje o enseñanza; mismos que refuerzan su capacidad cognitiva, atencional y motivacional; favoreciendo el apoyo recíproco y cuidado del ambiente escolar; mediante desafíos auténticos que promueven el logro de los aprendizajes esperados con mayores oportunidades de progreso educativo.


Los alumnos y profesores necesitan cultivar la atención plena; para ello, calmar la mente es primordial, ya que aprender y retener exige concentración en el objeto de estudio. Esto solo puede ocurrir con el florecimiento de las habilidades socioemocionales, por encima de la presión normativa reiterativa de las autoridades educativas, escolares y de los profesores en el aula de clases.


Es fundamental que los maestros al comienzo de la formación docente reciban capacitación sobre el desarrollo del ser y la convivencia escolar; esto implica abordar materias con enfoque en las humanidades, desarrollo personal y habilidades socioemocionales; con el propósito de enriquecer la intervención didáctica en el desarrollo de la profesión y poder equilibrar el comportamiento de los estudiantes y el suyo mismo durante el proceso formativo.


Los profesores más recordados por los alumnos son los que impactan con su manera de ser, empatía, preparación, inclusión y coherencia en la escuela; también por su proceder fuera de la escuela (entorno comunitario), anteponiendo siempre en sus actuaciones la razón, diálogo abierto y establecimiento de acuerdos con responsabilidad compartida.


Los educadores comprometidos toman en cuenta el aspecto emocional de los estudiantes; con el objetivo de generar estrategias alternativas que despierten el interés por aprender; y, de esta forma, la enseñanza sea más eficiente y con menos tensión para los alumnos; favoreciendo con ello, el proceso de enseñanza y aprendizaje.


Los maestros se encuentran frecuentemente con dificultades para sobrellevar una clase; debido a problemas de conducta presentes en los estudiantes; producto de su vínculo familiar, escolar y social. 


Ahora sabemos que los profesores también presentan dificultades de tipo emocional; por lo que es necesario atender y regular el comportamiento en el ámbito escolar; para hacer del maestro un modelo idóneo de formación integral. 


Es por ello imprescindible, establecer un perfil emocional docente en el que se reconozca más al educador como ser humano, formación ética y moral; así como el grado de vocación y compromiso con la educación de niños y jóvenes.


La enseñanza de habilidades socioemocionales debe incluirse durante todo el trayecto escolar del estudiante; ya que es indispensable calmar el impulso excesivo del ciudadano desde sus primeros años; para prevenir conductas de riesgo. Hasta el momento se ha procurado apaciguar a las personas por medio de las fuerzas armadas o la creación de instituciones de seguridad; sin embargo, es la educación a través de los maestros, la que puede llegar más fácilmente y hasta los rincones apartados del país; por esta razón, sería una opción eficaz con la debida preparación y orientación del educador; con el fin de revertir las circunstancias de inseguridad en que viven grandes sectores de la población.


Habilidades socioemocionales ejemplos

Existen algunas actividades que se pueden realizar con los estudiantes; a fin de cultivar el aprendizaje socioemocional:

1. Aptitud hacia el respeto. El respeto es valorarse a uno mismo y a los demás; considerando que todos los individuos son importantes sin distingo de raza, lengua o cultura; por lo tanto, deben regularse todas las acciones que lastimen o vulneren la dignidad de las personas.

Objetivo. Que los estudiantes reconozcan las conductas respetuosas e irrespetuosas en diversas circunstancias de la vida real.

Estrategia didáctica. 

  • Forme equipos de 5 integrantes y pida que reflexionen sobre una situación de comportamiento irrespetuoso de su entorno.
  • Pida a un equipo escenifique su situación seleccionada.
  • Solicite al resto del grupo que observe lo que sucede
  • Cuando el equipo haya terminado su puesta en escena, abra el debate para que compartan sus impresiones sobre la representación de falta de respeto y cómo nos gustaría ser tratados.
  • Ahora pida al equipo que vuelva a escenificar el mismo comportamiento; pero ahora con un comportamiento respetuoso.
  • Cuando el equipo haya terminado su puesta en escena, abra el debate para que comparen las dos situaciones y expliquen las diferencias.
  • Cierre la actividad diciendo que el respeto se da cuando reconocemos nuestra propia dignidad y la de los demás. Considerando que todas las personas son valiosas por lo que son y por ello, merecen un trato digno.

2. Confianza en uno mismo. Es sentirse seguro de nosotros mismos, de lo que somos y la firmeza de nuestras decisiones; para alcanzar nuestras metas.

Objetivo. Que los estudiantes manifiesten como la confianza en uno mismo puede ayudarnos a resolver situaciones de riesgo.

Estrategia didáctica. 

  • Forme equipos de 5 integrantes y pida que reflexionen sobre una situación riesgo que les haya ocurrido.
  • Solicite a cada equipo que compartan al resto del grupo su situación de riesgo.
  • Cuando todos los equipos hayan participado, abra el debate sobre cómo la seguridad en uno mismo puede coadyuvar a que realicemos bien las cosas y finalmente que reflexionen sobre los casos compartidos.
  • Cierre la actividad considerando cómo la confianza en uno mismo y en los demás puede ayudarnos a resolver situaciones problemáticas asertivamente.

Habilidades socioemocionales y proyecto de vida

Las habilidades socioemocionales ofrecen claridad a los pensamientos y apoyan en la toma de decisiones fundamentales de cada individuo. Determinar la mejor ruta entre una gama de estímulos y posibilidades es algo esencial; porque precisa la capacidad de elegir la correcta dirección de las acciones en la vida real.


El proyecto de vida se construye con las experiencias adquiridas a lo largo del trayecto escolar, en conjunto con el roce social; además, se le agrega un componente emocional que permite familiarizarse rápidamente a entornos nuevos; por lo que se garantiza el éxito general.


Las habilidades socioemocionales son herramientas básicas que nos proporcionan seguridad en las acciones y equilibrio en la manera de conducirse; con la finalidad de conseguir todos nuestros propósitos, alcanzar la felicidad y materializar el proyecto de vida.


Las competencias socioemocionales y el proyecto de vida funcionan como instrumentos que se armonizan y favorecen la madurez de pensamiento; para de esta manera, decidir lo mejor posible el rumbo de la vida presente y futura; alcanzando con ello, la plenitud en todos los ámbitos. 


Las problemáticas sociales que suceden a diario en el planeta están relacionadas con el componente emocional del ciudadano; la ansiedad que persiste en la población tiene un vínculo directo con la pobreza, la falta de oportunidades, la cleptocracia, el egocentrismo, el abuso de poder, la mentalidad individualista y conformista; esto ha ocasionado la migración, la fragmentación familiar y la disminución de los lazos afectivos de padres e hijos. Las élites políticas y los empresarios se agrupan, hermanan y viven con abundancia; en contraparte el ciudadano normal, lucha a diario por obtener mejores condiciones de vida y alcanzar la felicidad. Mientras esto persista, será muy difícil establecer una cultura de paz.


Una emoción causa un estremecimiento físico y mental; por esta razón, el cuerpo experimenta cambios en su fisonomía interna y externa. Dichas alteraciones modifican el aspecto psicológico y orgánico del individuo que pueden provocarle graves problemas sociales y de salud que exponen su existencia.


Te invito a ver el VIDEO del artículo en el siguiente link:
👇​


Ahora que conoces más sobre las Habilidades Socioemocionales en el Ámbito Escolar; te invito a adaptar estos conceptos a tu práctica docente.


¡Saludos y éxito! ðŸš€ 

Publicar un comentario

0 Comentarios